MI CONTRATO DE ESCLAVITUD

CONTRATO DE SUMISIÓN

Si amas el femdom tanto como yo, sabrás y entenderás el ser superior que soy respecto a ti.

Y por ende, que tú labor es atenderme como merezco y con todos los cuidados que una Diosa requiere.

Selecciono sumisos reales, con sentimiento y amor por el femdom/findom y un conocimiento e interés por  su significado y no pajilleros de poca monta, que además de que tributan miserablemente confunden el tèrmino AMA DÓMINA rápido con una webcamer o una prostituta barata.

Debes tener claro que no estás pagando por un servicio, ni por pornografía.

Que tu existes para satisfacerme a mí y no al revés. Si hay alguna puta aquí, esa eres tú. Mi puta.

 

Si buscas servirme en una relación a distancia o real con la categoría de ESCLAVO

deberás leer, cumplir y entender estos conceptos y requisitos obligatorios:

Tu me perteneces, tu dinero también, así que vete quitando de la cabeza eso de darme o tributar con lo que te sobra.

Tengo esclavos que se entregan en mente, cuerpo y alma y por supuesto se sacrifican quitándose ellos para dármelo a mí, trabajan para mi disfrute, simplemente porque asumen que es su deber y porque me admiran y disfrutan sirviéndome.

Una DIOSA tienes mejores cosas que hacer y con quien estar perdiendo su valioso tiempo

que con idiotas que no entienden ni valoran esto. ¿No crees?

Selecciono esclavos que tengan este concepto claro y que su mundo se llene en hacer mi vida más fácil, mejor y más sencilla, con su servicio fijo y consensuado.

Como aspirante a mi esclavo (no sumiso por sesión esporádica) deberás redactar y enviarme una redacción en la que te describes detalladamente, con quién vives, en qué gastas tu dinero, casado, soltero, prácticas que más te gustan, límites y todo lo que se te ocurra que debo saber para conocerte mejor, cosa imprescindible para que una relación ama/esclavo funcione corréctamente.

Quiero saber de tus experiencia, gustos deseos y límites.

Deberás adjuntar a esto justificante de tus ingresos mensuales, ahorros y gastos a descontar (gastos fijos mensuales)

Hazme saber hasta dónde puedes servirme y esforzarte económicamente para mi placer.

La selección para posible adopción consta de un periodo de prueba de un mes.

En dicho mes me entregarás lo mejor de ti y de tus aptitudes para servir.

Regalos, ingresos y servicios, con el fín de ganarte tu propia placa identificativa y tu collar

(el cual siempre deberás llevar en tu cuello ante mi presencia)

Una vez pasado el período de prueba y si es de forma positiva, deberás firmar un contrato,,

en el que afirmas que deseas servirme y pertenecerme como mi esclavo personal.

(previamente consensuado por los dos)

Gánate tu collar y placa identificativa.

Sólo en ese momento podrás considerarte mi esclavo personal.

A MIS PIES!