ESCLAVOS 24/7

Follow-Sígueme-Compárteme

 

© 2019 Ama Lady Verónica. Todos los derechos reservados.

Este texto  e imágenes tienen todos los derechos reservados.

Usted no tiene derecho a hacer adaptaciones, copiar o plagiar este texto o imágenes

Usted es libre de compartirlo siempre que se exprese a quien pertenece.

 

ESCLAVITUD 24/ 7

 

Le ofrezco avanzar en su sumisión y darle un sentido a su existir, en una relación D/s REAL y a largo plazo,

pasando de ser un simple sumiso de  ratos por sesiones, a ser mi esclavo personal 24/7.

Estoy seleccionando a mi sissy maid, mi esclavo/a doméstico, a mi mascota, a mi sirviente, mi puta, mi bufón, mi masajista, mi felpudo, mi cenicero, mi chófer, mi cornudo, mi consolador, MI TODO…para una relación seria y permanente D/s y a largo plazo.

 

LEA ATENTAMENTE

Para este tipo de adopción, de forma real, que trata de una convivencia con el sumiso 24/7, este debe de cumplir

una serie de requisitos para ser adoptado de esta forma por mi.

  1. El esclavo está obligado a firmar mi «contrato de esclavitud»
  2. Los contratos serán de una duración mínima de 1 año.
  3. El esclavo debe aportar una vivienda (a valorar  tipo de vivienda que se ofrece y situación) en pleno derecho

de y para mi disfrute. 

Esta vivienda siempre irá a mi nombre, bien por donación o regalo y siempre libre de cargas o cargas a nombre del esclavo o se entregará como concepto de vivienda en alquiler en caso del sumiso no poseer vivienda propia, esta deberá ser:

1. Si el sumiso ya tiene su propia vivienda y no acepta la donación, redactará un contrato de alquiler de la vivienda, como si me la tuviera alquilada y por un mínimo de 1 año. Para esto deberá entregar contrato de alquiler legal de la vivienda y 12 recibos que equivalen a los 12 meses del año de contrato firmados y entregados a efectos legales como meses abonados, así como incluir los gastos derivados de la vivienda y manutención y «firmar mi contrato de esclavitud»

2. Si el sumiso no tiene vivienda propia este deberá alquilarla explícitamente para mi (a valorar  tipo de vivienda que se ofrece y situación), así como incluir los gastos derivados de la vivienda y manutención y «firmar mi contrato de esclavitud»

 

 

El sumiso que sabe que lo que quiere, es querer avanzar en su sumisión, llenar su vida y su alma de un sentido, siendo útil para la mujer, comprometiéndose a ser domado y educado para la disciplina y servicio a esta, contribuyendo al fin del patriarcado machista en un futuro matriarcal, dominado en una supremacía por mujeres.

Para esto requiero que usted sea un esclavo sincero, fiel, servicial, respetuoso, educado, con buena conversación, sentido del humor, ganas de servir y aprender, sin ego masculino o se olvide que lo tiene o esté dispuesto a perderlo o le saldrá caro.

No me importa su edad o nacionalidad o raza, si que usted hable mi idioma que es el castellano o español.

Usted y dado que va a mantener una convivencia conmigo duradera, debe ser soltero o estar divorciado o viudo y debe ser solvente, tener un empleo estable y bien remunerado, cobrar una pensión y aportar una vivienda a mi nombre, bien en donación o con un contrato entregado en régimen de alquiler de la vivienda, esta vivienda, deberá entregarse o alquilarse para el caso, por un mínimo de 1 año, entregando contrato de alquiler, recibos como abonados por los meses respectivos + los gastos derivados de los suministros de la vivienda (comunidad, impuestos, agua, luz, gas)

Además deberá firmar un contrato de esclavitud

CONTRATO DE ESCLAVITUD

 

Si alguno de los requisitos requeridos no tienen que ver con usted, no perdamos el tiempo, ni usted, ni yo, no siga leyendo. No me interesa adoptarle como mi esclavo personal 24/7.

Siempre le queda la opción de reservar y consensuar una sesión conmigo, en la que usted, al terminar su sesión, 

es un sumiso libre, sin dueña.

Haré uso de diversas actividades o prácticas conocidas como bdsm con usted, algunas le agradarán, otras le aseguro que no. Algunos ejemplos: humillación, bondage, estrap- on, control de castidad, podré prostituirle para que me genere más dinero o usarle como wc o papel higiénico, como cenicero, como sirviente, chófer, alfombra o de cualquier manera que me apetezca usarle, según el día, cada momento, mi estado de ánimo o mis ganas de divertirme o ser cruel con usted.

De la misma forma que podré no usarlas si no me apetecen en ese momento y simplemente le ignore, como si usted fuera cualquier mueble más de la casa, o podré encerrarle en una jaula y sacarle a pasear y orinar o igual dejo que se mee encima y tenga que estar olisqueándose a meado todo el día como un apestado o le castigo de cualquier forma, con y sin motivo y si me place.

Llevará ante mi presencia un collar identificador el cual le recordará cada día a quien pertenece.

Usará un cinturón de castidad para estar totalmente sometido a mi.

Si pensaba que ser mi esclavo es que yo me pase el día excitándolo a usted o masturbándose, no continúe leyendo, esto de ser esclavo no es para usted… Será domado y educado para mi placer, sin embargo, no sólo por este motivo será sometido a una doma, sino por un interés general de conseguir un futuro en un mundo liderado por mujeres, en un matriarcado y para ello debemos empezar a educar a los hombres desde ya y yo voy a poner mi granito de arena con usted en cuanto usted suplique por entregarse a mi.

Esclavos primerizos, sin experiencia pero mucha vocación por servir a la mujer superior en esta lucha por la supremacía femenina, podrán postularse también. No me interesa la experiencia, me interesa la entrega y la obediencia.

El esclavo deberá asumir el compromiso de comenzar su nueva vida conmigo y bajo mi mando, entregando lo mejor de sí mismo, sabiendo organizarse por si mismo y anticipándose a mis deseos, evitando así molestar a su ama constantemente, siendo disciplinado, obediente, sano y preparado para servirme como mi esclavo doméstico en una relación a largo plazo, real y duradera.

Por tanto, lea y sea consecuente con su decisión antes de ofrecerse a mí para esto.

Le recuerdo que siempre tiene la opción de reservar una sesión libre y consensuada conmigo.

Si se postula ante mi dejará de ser libre para decidir nada.

No estoy interesada en recibir mensajes de personas que no cumplen los requisitos que exijo y los demuestren con hechos y no con palabras.

Esto no va de servir cuando le apetece y cuando no le apetece no servir.

Tampoco de «servir» con las prácticas que le gustan ignorando las que no le gustan.

Para eso opte por reservar una sesión conmigo, libre en la decisión de las prácticas a realizar en la sesión y de

tiempo limitado y acordado.

24/7 es una forma de ser y un estilo de vida. No confunda 24/7 con sexo, fetiches o cumplir sus fantasías.

Si no está preparado para servir y obedecer, olvidándose de si mismo para centrarse en su AMA, no me escriba pidiendo ser mi esclavo y reserve una sesión conmigo, por unas prácticas consensuadas de antemano.

Se trata de yo y mis necesidades, prioridades y mi placer y no de los suyos.

Si su ego masculino le impide entender esto o está más cerca de querer cumplir sus fantasías y fetiches que de servir  y esforzarse o de creer que la esclavitud tiene algo que ver con lo que le excita o no o recibiendo a cambio una atención o «recompensa» debo decirle que aún no está preparado y que le queda mucho por aprender.

Debería de olvidarse de llamarse esclavo a usted mismo, ni siquiera de llamarse sumiso, pues no ha aprendido que un sumiso antes destruyó su ego y masculinidad, por su bien y para una buena conducta, respeto y servicio a su ama, olvidándose de sí mismo, de pretender «usar» a la Mistress para obtener su placer y no el de su ama, de aprender que una Mistress no es una transacción de pago por servicio y derechos por pago.

Soy estricta, mandona, consentida, borde a veces, exigente, caprichosa, tengo mal carácter muchas veces, otras soy muy mimosa o cariñosa, tengo manías, cosas que amo, cosas que odio, pero lo que si me considero ante todo es una buena persona, inteligente, que sabe de su valía y poder, con principios y valores humanos por delante y que no pienso dejar de respetar, ni por todo el oro del mundo que puedan ofrecerme por saltarlos, pues me gusta dormir con mi conciencia bien tranquila. Me gusta cuidar a mis perros tanto con castigos como con cariño cuando se portan bien. Me gusta que un esclavo llegue a quererme y viceversa. 

Me gusta usar a mis esclavos como si fueran mis mascotas y para lo que me apetezca usarlas en cada momento, desde poder salir a cenar a tomar una copa o en unas vacaciones, ver una película en el cine o en casa, mantener una conversación o unas risas, usarle para mi aseo personal y cuidados, como criado, o hidratando mi piel con sus masajes después del baño, peinándome, preparándome baños, masajes, probarle mi ropa, como usándolo como mi consolador o wc humano, como puedo castigarle porque me apetece, ignorarle, humillarle o simplemente disfrutar de su compañía como mi mascota humana a mis pies que es y siempre educándole para que sepa su sitio y el mío.

Soy de las que piensan que una buena doma y educación animal no se consigue a base de palos nada más, pues lo único que obtienes de esa educación, es un perro asesino y temeroso y yo no quiero un esclavo así a mis pies.

NO me considero una ama sádica. Si usted buscaba que le haga derramar sangre a raudales no contacte conmigo por esta cuestión. Eso no significa que vaya a tratarle como si fuera mi novio o un osos amoroso. No se confunda, puedo ser una hija de la gran puta con usted, cruel, humilladora y déspota de muchas mil maneras más, sin necesidad de hacerle sangrar como un cerdo, lo que es usted, por otra parte.

No evitará sin embargo esto, que use con usted otro tipo de castigos dolorosos como el spanking y similares, pero no busque en mí derramar su sangre, ser marcado a fuego o sadismo extremo porque no lo encontrará, uso prácticas dolorosas para usted como correctivo y no por saciar mi ansia sádica, la cual carezco de ella.

No me subestime y piense que hay dolores que duelen más que el de la sangre.

Soy su dueña y es mi deber cuidar de su salud mental y física. No se preocupe por eso y usted limítese a obedecer mis órdenes.

Si se imagina y se ve comprometido para una relación 24/7 en la que yo seré su única prioridad contacte conmigo, de el primer paso. Pero como le advertí y usted ya debería de saber, no quiero palabras vacías, sino hechos.

Si no tiene la intención de entrar en una relación real y duradera 24/7 le pido que no me haga perder el tiempo, ni lo pierda usted. Pase de largo o confórmese con servir cuando a usted le apetece, con las prácticas que a usted le apetecen y por ratos, como los que no saben o sirven para obedecer y reserve una sesión consensuando sus prácticas preferidas bdsm conmigo.

Ya que la mayoría de los que dicen ser sumisos o se llaman a sí mismos esclavos no tienen la mínima idea de lo que  significa una relación 24/7 en realidad, déjeme que le aclare algunas cosas y que le baje de su nube de fantasía erótica. Una servidumbre seguramente será más parecido a un aburrido matrimonio que a los clips que usted está acostumbrado a ver.

Su ama no siempre vestirá de cuero o látex y con tacones para usted, es más probable que la vea a cara lavada y pijama descolorido y en sus días de peor humor, tampoco le follará el culo cada vez que usted desee ser excitado o le dejará vaciar sus huevos cuando usted desee descargarlos, ni será cuando usted decida, porque es fin de semana y se siente descansado y excitado, con ganas de jugar. No es como usted lo está imaginando. Estamos hablando de una convivencia y una relación 24/7.

Usted nace y vive para servir y no para obtener premios o conseguir hacer realidad sus fantasías eróticas de ser humillado, sodomizado y dominado mediante «juegos» bdsm.

La esclavitud consiste en obedecer, ser ignorado, servir y hacer lo que se le ordene y no en lo que siente que le gustaría que le hicieran para obtener su placer. Su placer consiste y se basa en servir por el placer de su ama y de la manera que ella considere oportuna usarle.

No le importa a nadie si a usted se le cae la lengua a trozos porque su ama decide que quiere correrse con su lengua 20 veces al día. Usted no le importa a nadie, usted está para obedecer, sin lloros, excusas ni rechistes.

Un AMA puede decidir tener relaciones sexuales con su esclavo, pero no necesita un esclavo para tener relaciones sexuales o «jugar» a bdsm. Si solo le interesa el sexo, los juegos bdsm o la combinación de estos le recomiendo que usted contacte con cualquier prostituta, ella estará encantada de atenderle, usted verdaderamente hará pagos por lo que desea para usted y le será mucho más barato y fácil conseguir satisfacer sus necesidades.

Un AMA puede amar , cuidar y hasta mimar a su esclavo; nadie dijo que un AMA no puede amar a su esclavo.

Sin embargo, la esclavitud no requiere amor. La esclavitud tiene que ver con la servidumbre, la humillación, la dominación y el control total sobre la vida, mente y finanzas del esclavo y con la responsabilidad que la Mistress adquiere sobre otro ser humano.

La no confianza puede ser un problema antes de la esclavitud, pero es una ilusión.

La atracción física puede ser un problema antes de la esclavitud, pero también es una ilusión.

De hecho, todo lo que un aspirante a esclavo requiere o desea, aparte de su compromiso verdadero y total de ser realmente un esclavo real, es una ilusión.

La esclavitud no se trata de ilusiones, fantasías o un romance.

Claro que un AMA podría enamorarse de su esclavo o seducirle si así lo deseara, pero el romance y la seducción no son las causas principales para una esclavitud. La esclavitud tiene que ver con la propiedad y la servidumbre; cualquier otro elemento involucrado es algo distinto de la esclavitud. Si un «esclavo» insiste en un requisito o condición para ser de su propiedad, están buscando algo que no sea la esclavitud. Le recomiendo búsquese una novia o cásese si usted está buscando esto.

Suena injusto. Un Ama puede exigir e involucrar lo que quiera en la «relación» y un esclavo debe soportar y satisfacer cualquier capricho que el Ama pueda tener.

Eso es esclavitud. Claro!! ¿Cómo si no ?  ¿De que estamos hablando y por qué estás aquí sino?

No hay nada en absoluto a lo que un esclavo pueda reclamar por  «derecho» a su AMA.

Un esclavo no tiene «derecho» a: Respeto por él, a que sean honestos con él, al afecto, la compasión, a que se le entienda o comprenda, a la cortesía, al reconocimiento, a la adulación, a la aprobación, a regalos, a recompensas, a caprichos, a deseos, a un trato justo, a la gratitud, a elogios, al placer, a las explicaciones, a que su AMA le deba fidelidad.

Si exige, espera o requiere algo de lo anterior, entonces, no puede ser un esclavo.

Le sugiero que vuelva a releerme y a pensar quién es usted y qué es lo que desea.

Un esclavo no tiene vacaciones, días «personales» o «tiempo libre» por estar enfermo o cansado. Sólo si se lo otorga por su propietaria.. Sin embargo, realmente, no tiene derecho a tales cosas. Como esclavo real, se espera que usted en realidad sea un esclavo y se dedique a servir. No pretenderá que su Ama trabaje por usted porque usted está cansado. Se espera que un esclavo real sea un esclavo 24/7/365. Por eso la esclavitud, la verdadera esclavitud, no es para todos.

Si está pensando en que quiere ser un esclavo, pero busca ser adulado por su servicio, quiere ser recompensado por sus esfuerzos, tratado con imparcialidad y respeto, igualdad, compasión, sexo, amor o aprecio, entonces usted no quiere ser esclavo, quiere otra cosa. Lo que probablemente está buscando es interpretar un papel de esclavo, con una Mistress que también interprete un papel de dómina, en una relación considerada como pago por servicio y no bdsm o esclavitud.

La buena Mistress y tenga cuidado a quien se entrega, por usted valorar a quien se entrega, basándose en un físico

o precios económicos, es la dueña de la mente, economía y cuerpo del esclavo y tiene la obligación y una responsabilidad frente a su esclavo. Es la que piensa, decidirá por el y por su futuro. Es la responsable de cuidar por su buena salud y estado, tanto físico como psicológico, evitando que el esclavo enferme, pierda su familia, se arruine o el AMA pueda causar traumas al esclavo irreparables. Usted es responsable de saber y optar por no servir a quien no le proporcione unos requisitos mínimos, que un Ama en condiciones deberá administrarle como esclavo.

Su Ama debe proporcionarle unos metros cuadrados mínimos para su correcta movilidad, o marcar horarios si usted vive en una jaula, para poder hacer ejercicio y  estirarse, en un espacio habitable y seco, con protección contra el clima, donde la temperatura sea razonable para vivir y ropa de abrigo si fuera necesario. Deberá dejar al esclavo estar al aire libre durante un tiempo mínimo y sano para su salud mental.

Su Ama debe proporcionarle el poder lavarse y asearse.

Su Ama debe proporcionarle al esclavo alimentos. No puede alimentar a su esclavo sólo de sobras o de pienso animal. Un esclavo debe ser alimentado de forma regular; para mantener una buena salud, debe proporcionarle una dieta equilibrada de alimentos nutritivos y agua, para que el el esclavo además de estar saludable, sea más eficaz en su trabajo y labores de servidumbre ¿Quién necesita o quiere un perro enfermo que no sirve para nada y que encima hay que estar cuidando?

Ser sumiso está más cerca de lo que realmente quiere el 99% de los que afirman que quieren ser «esclavos»

Un sumiso tiene un alto grado de poder e influencia sobre la que llama su “ama” Un sumiso tiene el ego masculino elevado, un esclavo no tiene ego, el sumiso paga y por eso manda lo que se le tiene que mandar, un esclavo tributa, tributo es igual a respeto y adoración por su Diosa, sabe que es su deber, que trabaja para su ama, sabe su sitio. Un sumiso cree que porque paga manda, mientras que una “dómina” puede” jugar” con él  a que es ella la que manda, el sumiso es el que tiene el poder y este tipo de “dóminas”  ala final sólo son prostitutas buscando clientes, una pieza más del machismo patriarcal y nada que ver con lo que stamos hablando y usted está buscando cuando está leyendo hasta aquí. 

¿Usted quiere ser un cliente o un esclavo?

Desconfíen de la señoritas que se hacen llamar mistress, dóminas, amas y no se respetan ni a sí mismas, como para hacerse respetar por ustedes. No me hagan reir! Ustedes van de dómina en dómina buscando satisfacer sus fantasías eróticas y a precios económicos, estas señoritas dicen que usted trabaja para ellas, cuando la realidad es que tienen que estar trabajando horas y horas para idiotas como usted, son ellas las que trabajan para usted, accediendo a sus peticiones, molestias y fetiches durante horas para que las cuentas les cuadren a final de mes, como cualquier trabajador y de que solo a base de ir juntando los pequeños billetes que yo llamo limosnas, las cuales ellas aceptan como tributo y usted decide entregar como tal y de lo que le sobra en los bolsillos, en un intento y teatrillo de presentar y demostrar así sus respetos, sumisión y su deber hacia su ser superior, accediendo y consintiendo, la supuesta dómina, su falta de respeto, cumpliendo sus deseos de macho por unos euritos.

Las mujeres que luchamos a diario por un mundo mejor, educando al hombre en saber su lugar y obligaciones frente a su ser superior y que estas señoritas a su vez y como si no lucháramos por ellas también o no tuviera nada que ver con ellas o les afectara en absoluto el patriarcado machista de la sociedad en la que vive (cosa que no me lo creo que no les afecte) van destruyendo con sus comportamientos. Esto que llaman ustedes tributo, que ellas aceptan, mientras nosotras, dóminas serias y reales despreciamos, por más que tributo parecer un insulto, es la misma cantidad que se le entrega a un mendigo o prostituta barata en una esquina y a lo que llaman tributo, tanto estas señoritas como los “sumisos” que dicen ser esclavos y llaman a esto tributo y que nada tiene que ver con el sacrificio, la entrega, la admiración y el saber su lugar de ser inferior requerido a un esclavo.

Déjense de pantomimas y engaños, esto ni es bdsm, ni findom, ni femdom, ni supremacía, ni usted es dómina, ni usted esclavo, ni nada que se le parezca. Esto tiene otro nombre, un pago por servicios, un puta cliente, ni más, ni menos. Ustedes son los que están manchando el bdsm, son la vergüenza del bdsm, los que van a conseguir que si esto siga así, el bdsm desaparezca, lo que no ayuda sino que destruye y confirma, que la lucha contra un mundo liderado por mujeres, en una supremacía femenina queda aún muy lejos de ser una realidad y más bien parece toda una utopía.

Por favor, paren ya o dejen de llamar a esto bdsm. Luego llegarán los lloros, cuando no queden dóminas serias que le puedan dominar a usted, porque decidieron no seguir dentro de esta patraña y marcharse. Empiece a saber su lugar, a buscar el AMA adecuada que le corrija estos malos comportamientos que usted tiene, dome y eduque.

Empiece a valorar a su Mistress y a esforzarse más y mejor.

Un esclavo real no tiene derechos. Un esclavo no tiene nada en absoluto, solo lo que su dueña le otorga y eso se puede quitar sin previo aviso. Un esclavo sólo tiene los «derechos» y «libertades» que su propietaria pueda o no permitirle. Un esclavo no puede reclamar ningún poder en absoluto. Un esclavo no tiene derecho a influir, decidir u opinar en nada.

Sea libre ahora de decidir, una vez que usted esté en propiedad no podrá hacerlo. Considere y relea esto antes de dar el paso a una esclavitud real.

Si le parece tedioso, largo, aburrido leer esto o no se ve capacitado para olvidarse de sí mismo sirviendo al placer de otro, cediendo su cuerpo, vida y mente, usted no sirve para servir, sólo quiere satisfacer sus fantasías y fetiches y usted es un «sumiso» hasta que se corre, que entonces usted inmediatamente deja de serlo. Usted es un pajillero, no un sumiso y por tanto esta es una buena señal de que usted no puede ser mi esclavo ni el de nadie.

Si por el contrario usted encuentra todo lo que le digo interesante, incluso mientras lo lee se siente excitado y se imagina llenando su vida de un propósito, siendo feliz cumpliendo órdenes y caprichos mientras se le doma, humilla, domina y castiga  para una buena educación y servidumbre eficaz por usted, contacte conmigo  y suplique por entrar a formar parte de mi cuadra de esclavos. Empiece por demostrarlo y llame mi atención.

 

A MIS PIES!!

Follow-Sígueme-Compárteme